POR LOS DERECHOS DE MIKEL, POR LOS DERECHOS DE TODOS. OTRO INTENTO MÁS DE EXCLUÍR Y DISCRIMINAR A UN NIÑO CON AUTISMO.


Hace pocos días, estuve haciendo un pequeño trabajo, aportando unas anotaciones a petición de un grupo parlamentario, para valorar la opinión de la plataforma TEA INCLUSIÓN SÍ SOBRE EL NUEVO DECRETO DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD de aquí de Galicia.
Pensé que hacer, cómo hacerlo, y decidí coger el informe de Naciones Unidas  en  que se recogen las Observaciones finales del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad a propósito del cumplimiento de la Convención sobre los Derechos Humanos de las personas con discapacidad.
Este párrafo tan rimbombante se resume muy fácil: ESPAÑA firma una Convención sobre los Derechos Humanos de las personas con Discapacidad, y la ONU examina el cumplimiento de la misma.
Pues bien, en estos tiempos de crisis,  en los que faltan tantas cosas y a tanta gente, yo me pregunto quien es el LISTO o los LISTOS que se permiten seguir pagando ejércitos de asesores, normalmente puestos de libre designación, además de las personas que cobran su sueldo en distintos consejos consultivos, y emiten informes en los que se certifica la legalidad de las distintas normas de las Comunidades autónomas, Diputaciones Forales etc…
A estas alturas, creo que es lícito preguntarse ¿Quién o quienes controlan el trabajo de estas personas que se dedican (presuntamente) a chupar del bote?
Pues bien en este informe, se dicen cosas bastante interesantes, y muy claras: cristalinas.
El Comité denuncia que en España  en la práctica  la discapacidad de un hijo afecta a la patria potestad de los padres frente a la administración.
Se matricula a los niños en programas de educación especial en contra de la voluntad de sus padres.
Los padres que rechazan la educación en centros de educación especial de sus hijos, educación combinada o unidades de educación especial,  no tienen ninguna posibilidad de apelar de forma efectiva.
El Comité además recuerda a España que la denegación de ajustes razonables a los alumnos constituye discriminación, y que la obligación de conceder estos ajustes es inmediata, no sujeta a ningún tipo de realización progresiva.
 A todo esto, tenemos que sumar la falta de representación y defensa efectiva de los DERECHOS HUMANOS DE TODOS Y CADA UNO DE LOS NIÑOS CON DIVERSIDAD a los que representan CERMI, CONFEDERACIÓN AUTISMO ESPAÑA Y FESPAU.
El caso es que hace unos días  mi amiga  Fátima Collado, mamá de Mikel, nos cuenta que le han comunicado que el año que viene su hijo va o a una unidad de educación especial o a un colegio de educación especial, así por la gracia de Dios, o mejor dicho por la gracia del Presupuesto.
¿Dónde están los Derechos de Mikel? Desde aquí, exigo, exigimos que quienes ejercen las labores de representación política del colectivo, intervengan y se pongan en contacto primero con la familia de Mikel y segundo con la Diputación de Álava, para exigir que se respeten los DERECHOS HUMANOS DE MIKEL.  Porque si la situación no se endereza, el caso de MIKEL no puede sumarse al MURO DE LA VERGÜENZA de niños españoles discriminados y excluidos de la escuela ordinaria por razón de su diversidad funcional. Porque se puede intervenir, y debe intervenirse POR LOS DERECHOS DE MIKEL, y POR LOS DERECHOS DE TODOS. Porque MIKEL, como cualquier niño tiene a ir al cole de su barrio, con los apoyos y ajustes que necesite, y sus papás tienen la obligación y el DERECHO a ejercer la patria potestad de Mikel.
Fátima, contigo y tu familia para lo que necesites.
Lo que Fátima, la mamá de Mikel, tiene que decir, su blog http://fatimamikel.wordpress.com/